viernes, 25 de mayo de 2012

Mis 15 renuncias

Bueno, vista la pequeña polémica sobre lo realista que era mi lista de ayer, aquí va mi resúmen de cómo me veo yo en ella, y aquello que he conseguido o no:

1. Renuncia a tu necesidad de tener siempre la razón
Esta es definitivamente una prueba superada. Me ha costado 40 y pico de años, pero no sabéis lo olímpicamente que paso de necesitar decirle a los demás lo equivocados que están ellos y lo acertado que estoy yo, entre otras cosas, porque he aprendido que me equivoco, como todo hijo de vecino, y muchas veces, donde yo estaba empeñado en tener razón, luego me la tuve que envainar ... Cada cual que piense lo que le de la gana. Le respeto. Eso sí, pido igual trato. Así que, prueba superada.
2. Renuncia a tu necesidad de controlarlo todo
También. He aprendido que es IMPOSIBLE controlarlo todo. Y que me ponía de los nervios cada vez que no podía. Literalmente. He sufrido importantes crisis nerviosas por esto. He dejado de dormir durante meses. Y me he dado cuenta que yo puedo hacer lo que puedo hacer, pero no puedo hacer por los demás ni por el destino/suerte/Dios o lo que sea. Así que, me relajo y confío en que, trabajando, las cosas se irán resolviendo poco a poco. Y lo que no puedo influir, será lo que tenga que ser. Segunda prueba superada.
3. Deja de culpar
Uff, esta es compleja de cojones. Está en nuestra naturaleza echarle la culpa a los demás de nuestras desgracias, cuando en realidad, no es así. Tiene que ver con la 2. Si te relajas y aceptas que lo único que puedes hacer es trabajarte las cosas, ves que los demás no son culpables de tus males. O al menos, en la mayoría de las cosas. Perdemos más tiempo quejándonos de los demás y sus errores, que en tratar de trabajar para arreglar los desaguisado ajenos y propios. Así que, en general, tercera prueba superada.
4. Deja de autodestruirte y a hablar mal de tí mismo
Esta tambien es dificil de cojones. Tenemos tan metido en nuestra cabeza ese proceso autodestructivo, que requiere de mucha fuerza de voluntad y trabajo conseguir revertirlo. Yo no puedo decir que lo haya conseguido. Lo que puedo decir es que me he dado cuenta de esto y lucho día a día contra eso. Parece imposible, pero vamos consiguiendo pequeños logros todos los días. Aunque eso sí, es como un toxicómano, nunca estarás completamente curado. Hay que estar ojo avizor toda la vida.
5. Renuncia a tus creencias limitadoras
Lo mismo digo. No creo que pueda hacerlo TODO en esta vida, pero si muchíiiiisimo más de lo que me creía. He desarrollado talentos que creía que no tenía, en especial, la paciencia. Soy capaz de razonar mucho mejor temas emocionales, controlar mis miedos, en fin, superar los límites que créia intocables para mí. Dejas de crecer cuando dejas de creer que puedes cambiar. Nunca lo hagas. Así que, prueba parcialmente superada.
6. Deja de quejarte
Totalmente tampoco, porque bien que me he quejado de guadiana, verdad? Jajajaja. Pero si mucho mejor que antes. Prefiero actualmente actuar a quejarme. Es mucho más efectivo. Así que, en vías de conseguirlo.
7. Olvídate de la crítica
No voy a decir al 100%, pero muy cercano. Intento por todos los medios aceptar a todo el mundo como es, no como yo quiero que sea. La limitación que encuentro es que no es recíproco. Y eso no facilita la labor. Pero creo que si es una cosa que tengo ya metida en mi disco duro.
8. Renuncia a tu necesidad de impresionar a los demás
Uff, yo esto lo he hecho siempre por exceso, más que por defecto. Así también me ha ido, que mucho gente cree que paso de ella por no tratar de impresionarla. O que no tengo interés. Nunca fue así, pero yo soy de los del lema "vive y deja vivir". Quizás debiera ser más atento. 
9. Renuncia a tu resistencia al cambio
Otra cosa que la vida, a base de tortas bien dadas, de tumbarme a base de bien, me ha hecho aprender a "sangre". La vida es como es, las cosas vienen como vienen. Resistirte a eso es fútil. Lo que tienes que hacer es saber adaptarte y aprender las nuevas reglas. O terminas como los dinosaurios. Extinguiéndote. Prueba superada.
10. Abandona las etiquetas
Creo que, en general, lo tengo abandonada. Por el tema de aceptar a la gente como es y a los cambios en la vida. Que no significa que no quiera a las personas o ciertas cosas. Pero soy más feliz aceptando.
11. Renunciar a tus miedos
Uf Uf Uf ... este es complicadísimo. Sinceramente, no creo que lo supere nunca. Pero que ya no me asustan muchísimas cosas que antes sí me daban pánico, también. Es un proceso contínuo y creo que mejora con la edad. Al menos, eso pienso yo.
12. Olvídate de tus excusas
Jajaja este es muy muy bueno. Somos REYES (o REINAS) en esto de las excusas .... para adelgazar, para aprender un nuevo idioma, para aprender algo, para hacer deporte, para ir al médico ... para todo. Y todo por nuestra flojera, nuestros miedos, nuestras excusas. No, sería presuntuoso que lo he superado. Ni de lejos. Pero lucho, eh, lucho. Jajajjaa
13. Abandona el pasado
Otro tema que los embates de la vida me han hecho ver a mis 40 y pico de tacos. El pasado ahí queda, no nos dará nada. Ni el futuro tampoco. Solo el presente. Decía el Dalai Lama que solo hay 2 días en que no podemos hacer nada: ayer y mañana. Hoy puedo hacerlo todo. Y si abrazas esa máxima, harás mucho por tu vida, en todos los sentidos. Creo que sí, que prueba superada.
14. Abandona el apego
Este me resulta el más difícil de todos. No tengo ningún apego a las cosas, soy feliz con muy poco material, con que tenga para comer y un techo, el resto ... no creo que me importe mucho. Pero sí a los que quiero. Se que no debiera ser así, que amar es un concepto mucho más de dar que de pedir, de soltar que de amarrar, pero me cuesta. Mucho. Así que, siendo sincero, prueba no superada.
15. Renuncia a vivir tu vida según las expectativas de los demás
Esto lo tengo claro desde los 12 años. Pasaba olímpicamente de los grupitos de los superguays del instituto. Yo tenía muy claro mi forma de ser y no necesitaba que ellos me dieran su opinión. He vivido mi vida lo mejor que he sabido, sin depender de la que piensa la gente. Eso evidentemente me ha traido muchos problemas, pero no sabéis lo a gusto que se está así. Prefiero pocos amigos, pero buenos, que muchos y falsos. No necesito estar todo el día rodeado de gente para acallar mi voz interior, como creo que les pasa a muchos. En fin, esta prueba también la veo superada.

En fin, que, ya tenéis bastante? A ver si algun@ tiene lo que hay que tener para desnudarse así ante los demás. Jajaja. Aunque dudo que nadie lo haga. Un abrazo.

9 comentarios:

Princesa dijo...

Pues niño yo a estas alturas no quiero renunciar a nada, sea bueno o malo.

Besos.

Kaoki dijo...

A mi hay algo que me cuesta, y mucho, y es un trabajo en el día a día.... Es dejar de esperar de los demás (sobre todo de algún demás concreto) en la medida en que entregas.

Acepto conscientemente que, a nuestra edad, todos somos ya como somos, como mucho, podremos limar ciertas asperezas de nuestro carácter, pero la manzana morirá siendo manzana y la pera morirá siendo ya una pera. Y que debo de asumirlo así, y no esperar que el manzano me dé peras (ni injertos...). Y que, o lo tomas o lo dejas.

Pero me cuesta. Aunque mi cabeza entienda, mi corazón, en muchos momentos, se queda a su bola esperando...

(me temo que se quedó en algunas cosas en una etapa de infantil inocencia... je).

Lei una vez algo así como "la mejor forma de no decepcionarte, es no esperar". Pero así supongo que se pierde, en cierta forma, la ilusión, no?

Por cierto, a este Toro le veo cada vez menos solitario.... o es que cada vez necesitas menos compañía?

Muxu bat

M.es.Maria dijo...

Si es que tod@s somos muy human@s...

toro solitario dijo...

Rubia, tu has renunciado alguna vez a algo? O es algo de esta etapa de nueva soltería?!?!? Me parece genial. Cada cual lo que le haga feliz. Todos lo merecemos.

Kaoki: Si, es algo tela de complicado. Pero es una forma de soltar, de no tener apego. En este caso, a la reciprocidad. Si no la esperas, nadie te podrá decepcionar. Otra cosa es que te merezca "invertir" sin recibir a cambio. Eso ya es decisión de cada uno.

Me temo que sigo solo en cuanto a "compañera", pero cada día estoy más acompañado de gente que merece la pena. No se si entiendes la diferencia (creo que si).

M.es.María: No entiendo tu comentario. Sorry.

besos a las tres.

M.es.Maria dijo...

¿No entiendes mi comentario? I'm dissapointed!!

toro solitario dijo...

Well, maybe if you would be more concrete with what you tell me ... we are all humans and no robots. Not?!?

Kisses

M.es.Maria dijo...

Good job! Gracias, me gusta mucho que me entiendas!!
Besos,
M. de María

Kaoki dijo...

Joeee... que yo soy muy cotilla!!!

Voy a crear una plataforma para solicitar traducción simultánea!!

Hombre ya!!

M.es.Maria dijo...

Sí, @Kaoki, tienes razón, tendríamos que usar solo español...¡Lo siento!
M.