martes, 10 de abril de 2012

Mono

Tengo mono. Pero no un animalito de compañía en casa, que ese está bien en su hábitat natural.

En su definición novena de la RAE:

9. m. En el lenguaje de la droga, síndrome de abstinencia.

Y  no de droga como la que normalmente entendemos como tal, si no de la droga que me ha venido suministrando Guadiana en los últimos 12 meses. Tela. Como si tuviera revuelto el estómago, doliéndome, sufriendo insomnio.


Me faltan sus abrazos, el olor y el calor de su cuerpo, el brillo de sus ojos, la textura de su piel y de su cabello, el sabor de su sexo, el  torrente de hormonas de la felicidad que inundaban mi cuerpo tras nuestros encuentros, las charlas, la complicidad, ....


Mi mente no recuerda una experiencia así en mi vida. Era como la que comenta Princesa que vive con su amante. Lo que pasa es que ella parece que es más inteligente (emocionalmente) que yo!!! 

En fin, como siempre, esto es para sacarlo de mi interior. Exteriorizarlo. Seguro que pasados los dos meses de rigor para las dependencias fisiológicas, estaré genial.


Y convencido estoy que un clavo se quita con otro ... así que, a ver por donde me lo encuentro ... tendré que ponerme los anteojos. ;-)



8 comentarios:

Anónimo dijo...

Malditas endorfinas¡¡¡
Su falta a veces nos llega a confundir aunque sepamos que la decisión tomada es la correcta. El mono, hay que pasarlo, no queda otra.
Mi receta es chocolate y ejercicio físico para distraer la mente. asi de paso contrarestas los efectos del chocalat, ya me contarás como te ha ido.
Rutsa.

Princesa dijo...

Yo inteligente emocionalmente?? qué dices, si soy rubia jajaja.

Todos tenemos mono querido mío, el mío se sube a la chepa pidiendo ración de sexo jajajaja, es algo mas salidorro, pero los periodos de abstinencia yo los disfruto también...el truco está en saber apreciarlos.

Besos.

Kaoki dijo...

"Me faltan abrazos, el olor y el calor de un cuerpo, el brillo de unos ojos, la textura de una piel y de un cabello, el sabor del sexo, el torrente de hormonas de la felicidad que inundan mi cuerpo tras un encuentro, las charlas, la complicidad, ...."

Ya perdonarás por modificarte el texto, pero somos como hablamos y la mejor manera de pasar el mono es no personalizar los recuerdos y recrearte en ellos… no crees?… y como dices que un clavo sacará éste otro quizás dentro de un tiempo vuelvas a reescribir este texto pensando en el sexo de un fogoso y cálido… Ebro!!!… digo, por aquello de seguir con la analogía de los ríos y pillar otro que sea más estable…

Muxu bat

toro solitario dijo...

Bueno, rubia, que buen intento, pero no cuela. Ya te he calao. Sorry ... jajaja

Disfrutar el mono cuando sabes que no volverá?!? Complicado. Pero lo más raro es que esto no lo había sentido así en mi vida. Ni había tenido esa cantidad y calidad de contactos, por llamarlo así. Es que me habían convencido durante años que yo era un salidorro por pedir algo. :(

Pepita Grillo, alias Kaoki. Que sí, que mu bonito, pero yo tengo que ser de los tios más raros sobre la faz de la tierra. Me ofrecen una relación de follamigos y digo que no. Que sin sentir algo por esa persona, no es lo mismo.

Que encontraré otro "río", seguro, pero puestos a pedir, me pido un Nilo, un Amazonas o un Missisippi. jajaja

Kaoki dijo...

Mm… interesante… si utilizo tus propias palabras porqué luego aclaras que lo de follamigo no va contigo?

Mira que "excusation non petita… acusation manifesta"…

Vale, que si, que soy una tocabowlings…

Muxu bat

toro solitario dijo...

jajaja ... lo eres, pero a mi no me importa, la verdad es que eso hace q uno reflexione sobre cosas que no se le ocurrían antes. jajjaa

X que no va conmigo?!? Seguramente, porque no me guste estar con más de una persona a la vez, y si hasta a los perros y a los abogados se les termina por coger cariño, imagínate con alguien que hace que todas tus hormonas se disparen!

Lo que si me sorprende es lo de excusa ... no creo haberme excusado de nada ... o a lo mejor yo no lo veo.

besos

Kaoki dijo...

Un amigo muy querido de nueatra quinta me dijo, hace ya un tiempo que él tenía que desear, al menos, desayunar con la persona con la que había elegido compartir su cama, aunque fuera por una noche. Esa frase resumió algo que yo venía sintiendo durante un tiempo, y que no verbalizaba por miedo a parecer mojigata.

Pero no me hagas mucho caso (hoy) a lo que digo. Acabo de bajar del furious baco en Port Aventura y me temo que mis ideas se las ha comido, producto de la velocidad, el tipejo que iba tras de mí (dicho sea en el sentido más localizador de la palabra, claro).

Muxu bat

toro solitario dijo...

Habemos entonces más de un mojigato, Kaoki Grillo. jajaja