lunes, 16 de abril de 2012

Es lo que es

Hace unos 6 años, mi familia me regaló uno de los regalos menos convecionales y más extraños que os podréis imaginar. Estaba pasando por una época muy mala en mi vida, tenía un trabajo deshumanizante por la cantidad de horas que tenía que echar y los viajes de negocio que tenía que hacer, y además, mi ex ya me había cerrado las puertas a cualquier relación de pareja. Era más triste que un día sin pan. Y en esas circunstancias, me regalaron una convivencia de fin de semana en una clínica para realizar terapia en grupo. Otro día quizás hable de eso, pero de lo que quiero hablar es de otra cosa. Allí conocí allí a un ex sacerdote, felizmente casado con una ex monja, que iba todos los años una vez a este tipo de encuentros para desahogarse, para reconectar consigo mismo.

Una noche, mientras estábamos sentado el grupo frente a la chimenea, charlando con nuestra copa en la mano, nos leyó lo que para mí es el mejor poema de amor que conozco. Es de un poeta austriaco. No es de estilo romántico y empalagoso, si no sencillo y directo. Espero que os guste. Ahí va:

Es lo que es

Es una tontería,
dice la razón.
Es lo que es,
dice el amor.

Es una desgracia,
dice el cálculo.
No es nada sino dolor,
dice el temor.
No tiene perspectiva,
dice el entendimiento.
Es lo que es,
dice el amor.

Es ridículo,
dice el orgullo.
Es insensato,
dice la precaución.
Es imposible,
dice la experiencia.
Es lo que es,
dice el amor.

Erich Fried.

6 comentarios:

Celia dijo...

Me encanta todo, el regalo me parece original, atrevido y practico.
Bravo por tu familia. Estoy desando que nos cuentes la experiencia. lo harás si? por fa por fa (imaginame con ojos de gato de shrek)

El poema me encanta! y eso que no soy nada de poemas quizá porque es realista y nada empalagoso.

belkis dijo...

El regalo me parece super original y a juzgar porque lo que se lee entre líneas, le sacaste un buen provecho.
El poema, lindo, veraz, directo. Todo eso, nada más y nada menos, es el amor.
Yo necesitaría un regalo parecido, un fin de semana a solas, conmigo....pero es difícil y caro de conseguir.

Kaoki dijo...

Una tontería, una desgracia, doloroso, sin perspectiva, ridículo, insensato e imposible... toma ya! cómo suena envasado todo junto!!

Y con semejantes ingredientes cómo conseguiremos hacer algo tan placentero... y sin termomix sentimental, je...

Muxu bat

Xana dijo...

la verdad es que es muy real... y si yo tambien espero que nos relates esa experiencia un beset

Kaoki dijo...

Me gustaría que me facilitaras información sobre ese lugar. Me parece un planteamiento muy interesante y sé de alguien a quien le vendría muy bien. Si no te parece bien por aquí, utiliza mi email, por favor (kaoki16@msn.com). Gracias.

toro solitario dijo...

En general: si tanto os interesa esa experiencia, la contaré en otro post. El sitio está en centroeuropa, puesto que vivía allí en aquellos tiempos. Así que no creo que sirva a nadie de por aquí, nada más que por el idioma. Sorry.

El poema es de una sinceridad brutal. Como dice Kaoki, sumas todos los puntos "negativos", y hay que ser muy ciego y bobo para embarcarte en esa aventura ... pero que dulce y hermosa es, cuan plancentera, que hace que te olvides de todo y te líes la manta a la cabeza. Si soy un romántico empedernido.

Belkis, tienes una posibilidad parecida. Aprovéchala!