jueves, 10 de enero de 2013

El amigo gay que no es gay

En primer lugar, desearos a tod@s un feliz 2013, el cual, por muy muy poquito que dé, es imposible que no sea mejor que el 2012, el cual, junto al 2010, son mis 2 "annus horribilis", como los describía la reina Elisabeth II de Inglaterra y Reino Unido.

En segundo lugar, disculparme por escribir tan poco, pero anda con tantos líos en la vida real, que me queda poquito para la vida 2.0. Dedico lo poquito que tengo al twitter, donde estoy descubriendo algunas personas fantásticas, como la mayoría de mis lector@s de este blog. Así que tendré que repartirme un poquito más.

El post de hoy viene por mis experiencias vividas en los últimos 6 meses meses, saliendo con infinidad de mujeres, de edades que van de los 34 a los 49 años. Habrán sido fácil una treintena. Y salir, en el 90% de los casos, ha sido quedar una única vez, charlar de lo divino y de lo humano, contarnos en modo resumen nuestras vidas, sobre todo emocionales, y darnos cuenta que no estamos hechos el uno para el otro. O al menos, en ese momento de nuestras respectivas vidas.

Con las pocas que he salido más, nos hemos entendido muy bien, nos lo hemos pasado en grande disfrutando de las conversaciones, de contarnos más detalles, de incluso contarme ellas sus anhelos y deseos. Con la mayoría de ellas creo que me he convertido en un amigo con el que cuentan para salir y charlar, alguna que otra, incluso de sus desamores con sus pretendientes, amigos o parejas ... vamos, que me he convertido en lo que en una verdadera comedia romántica hollywoodiana definiría como el mejor amigo gay ... sin ser gay, claro está. Porque a mi, a pesar de no entender bien a las mujeres, sobre todo, esos vaivenes emocionales, pero no, no me gustan los tíos. Ni de coña. Que se le va a hacer.

Pues eso, que vuelvo a mi etapa de la juventud, cuando era el chico comprensivo que le hacía compañía a las chicas de su instituto, pero con el que ni de coña se acostaban. Joder! Que palo volver a esa etapa! No es que yo quiera estar liado con una y con otra, pero en esta etapa de mi vida, en que no me apetece estar con nadie en serio, no me importaría un poquito más de movimiento en mis sabanas. Pero desde luego, con ese "mantra" que llevo actualmente, no hay manera. Hace 2 años, hasta que me lié con Guadiana, no había tenido ningún problema en ese sentido, salía y si me apetecía, conseguía tener una chica interesada sin mayores problemas. Que he hecho yo ahora para transmitir cero "follabilidad"?!?! ;-)

Alguna idea? Que os hace a vosotras, siempre que el chico os guste, desear o no acostaros con él?!? Me gustaría que me lo explicarais desde el otro lado de la acera. Me encantará aprender y poder usarlo ese conocimiento en el futuro. Besos.

6 comentarios:

Princesa dijo...

Un consejo, deja de comportarte como un amigo (que no lo eres porque la acabas de conocer) y muestra un lado un poco canalla, sin llegar a ser soez ni maleducado....ah, da a entender que estas ahí pero podías estar con otras cuatro....ya me cuentas.

Si un tío nos genera tanta confianza como para considerarle un amigo antes de follar con el nos montaríamos un trío con sus padres.

Besos.

Anusky66 dijo...

Toro te cuento mi version , habrá tantas como tipos de mujeres ( supongo) como ya he comprobado que tras un nº n de revolcones
( variable que va de 1 a 5 ) , ya no se suele saber nada mas del susodicho , desaparece del planeta y por eso ahora cuando encuentro a alguno ,que realmente merece la pena conservar ,suele pasar directamente al grupo de amigos y por lo tanto, al de no follables , de forma inmediata .
Hay alguna excepción a la regla ,pero me sobran dedos de una mano para llevar la cuenta.

Unbesazo y Suerte !!

PRIMAVERITIS dijo...


bueno, por tonto que te parezca, hay un factor bastante clave, y es que el tipo se lance. si no lo hace, por mucho que me interese.... difícil.
lo de cuando es el momento de lanzarse, eso es otro post, no?

Anónimo dijo...

El otro día leí una cita de no sé quién y tampoco sé si te la voy a reproducir bien, pero decía algo así como que la belleza que nos "atrae" no es la misma que la belleza que nos "enamora". Y por primera vez en mi vida he entendido qué pasa conmigo.

No creo que tenga mucho que ver que seas confidente a la hora de determinar la pérdida de follabilidad. Lo ideal es poseer a partes iguales de ambas bellezas, pero como tengas más de una que de otra o eres una persona que está predestinada a relaciones serias o eres una persona que está predestinada a relaciones íntimas.

Y te digo esto de la confidencialidad porque yo soy una confidente nata, everybody me cuenta su vida y eso no me quita follabilidad.

Ahora bien te digo para follar lo primero que hay que poner es la intención, pon la intención, no digo yo que eso te de garantías, pero sí hará saber al otro qué es lo que quieres. Y poner la intención no es ir diciendo a bocajarro que quieres follar, ehh, menos sinceridad por favor y "más transparencia de ideas". Simplemente aprende a seducir. Y entiendo en que vivimos en tiempos que todo el mundo dice que seducir es un engaño y una pérdida de tiempo para la probabilidad de éxito que tiene. Pero entiende una cosa a las mujeres nos pone cachondas, y follar es más fácil cuando una mujer está cachonda. Así que allá cada uno con lo que quiere y cómo quiere conseguirlo.

Amaranta.

Kaoki dijo...

Hola, toro...

Si quisiera picarte, te preguntaría que cuántas veces has hecho por volver a tener contacto con la mujer de 49 años que dices que también entra dentro del grupo con el que has quedado.

Pero como ya sabes que nunca quiero picarte, te diré que supongo que ese tipo de páginas funcionan como si fuera una selección para un puesto de trabajo, y supongo que no es lo mismo lo que busca una mujer de 30 años que una de 40. Y como la proporción de hombre-mujer será bastante desequilibrada, pues... una mujer sale con la ventaja de poder elegir entre varios hombres, no?. Y si esa mujer lo que busca (dado que ya ha pasado, en principio, por su edad, por alguna relación estable -generalmente-) es lo que se puede llamar un "living la vida loca", si se encuentra con un hombre que lo que transmite es amabilidad, cortesía, educación, cariño (ahora viene cuando te estás poniendo colorao... je), me temo que, al día siguiente, si aparece en su nueva salida el concepto de hombre que todas conocemos como "malote", al que no le ves a las primeras de cambio todo su "potencial"... pues... me temo que es más apreciado para ese "living la vida loca" que buscan. Y... es que supongo que en esa página lo que se va buscando no es un buen amigo, y si aparecen por casualidad, se meten en la caja de buenos amigos de los que tirar, en principio, en caso de que fallen los de toda la vida(digo yo, yo funcionaría así).

Otra cosa, y seguro que lo estás pensando, es... porqué muchas mujeres dicen que quieren "a" cuando al final te están demostrando que lo que quieren es "b", verdad?

Eso será tema para otro post.

Muxu bat

(ah, y era mentira, claro que quiero picarte).

belkis dijo...

Una treintena! Joder, yo no he salido con ese número ni en toda mi vida!

Creo que todas las chicas tienen su parte de razón ya que todas hablan-hablamos desde la propia experiencia y teniendo en cuenta lo que a cada una de nosotras nos gusta más en un hombre.

Pero somos todas diferentes, unas buscaremos una cosa en un momento dado y otra en otro, y por tanto, será difícil acertar con la fórmula mágica que te lleve al éxito.

A mí, por ejemplo, me sube varios grados mis ganas de follabilidad con un tipo si se muestra así: afectuoso, confidente, amable.... Pero también es cierto que debo percibir que él quiere ser más que ese amigo todo-te-lo-escucho.

Al final va a ser mejor que te muestres lo más espontáneo posible, como tú seas, y ser lo más transparente posible: si te apetece algo más que una charla amigable, también deberías hacerlo saber.

Con razón estabas tan desaparecido....