jueves, 21 de febrero de 2013

Otra María

Esta otra María lleva más de 2 años rondando por mis alrededores. La conocí ya hace ese tiempo en la ya citada página de contactos, y hemos estado "viéndonos" en ella intermitentemente en ella desde entonces. Por H o por B, nunca nos enganchábamos, la verdad es que siempre terminábamos peleados por alguna tontería de estar intentando conocerte en dicho sitio, en el que la "oferta" es tan extensa, que de tanto bosque, no ves el árbol individual. La ultima vez empezamos a charlar por mayo del año pasado, y la verdad es que, tras otro encontronazo, fuimos capaces de empezar a charlar de forma más natural, contándonos cosas y siendo más naturales. En junio ya empecé a tener más interés por verla, dadas esas conversaciones, y en ese momento me confiesa que ya está saliendo "en serio" con un chico y que lo quiere "intentar de verdad" con él. Bueno, lo acepto como cosas de la vida y le deseo mucha suerte en su nueva andadura.

Pensaba que no volvería a escuchar de ella, cuando me llega un whatsapp en julio donde me cuenta una buena bronca con el chico y que lo quiere dejar. Yo, tonto de mi, le convenzo que lo deje pasar, que se lo piense 24 horas, y que seguramente al día siguiente vería las cosas de otra manera. Y efectivamente, al parecer, eso hizo, porque no volví a escuchar de ella ... hasta fin de agosto. Nueva pelea con el susodicho, tras haber pasado las vacaciones juntos, con los hijos de ambos. De nuevo le digo que tenga paciencia, que todas las parejas tienen sus momentos de dificultades. Y nuevamente parece que la cosa se arregla ... hasta octubre.

En octubre me dice que vuelve a estar sola desde septiembre, que aquella persona le gustaba mucho, pero que su tipo de vida saliendo a diario a beber hasta altas horas no le va, que lo que quería era una persona con la que compartir hogar y cama, a pesar de sentirse muy atraída por el, pero que no era su chico "ideal".

En fin, charlamos bastante durante unas semanas y decidí invitarla a ver una obra de teatro. Nos veíamos por primera vez ... y la verdad es que, sin ser un bellezón, era mona. Pero sobre todo, era ... persona. Normal, del tipo de personas con la que gusta charlar de todo. Que hace fácil que te sientas a gusto. El caso es que después del teatro, nos fuimos a tapear y charlando, charlando, acabamos con una botella de un buen Rivera del Duero. Muchas risas y buen rollo. Afuera llovía a cántaros. Nos salimos porque quería fumar, y entre charla y charla ... me dio un impulso por besarla y me correspondió. De ahí fuimos viéndonos varias veces más, hasta que de pronto, se paró en seco y me dijo que se había presentado el chico anterior, que aun sabiendo que no era el ideal, seguía sintiendo por él, y que quería, tenía que asegurarse que aquello podía ser o no. Y aunque yo me había estado guardando mucho por si las moscas, pues tampoco es que me encantara esa salida, pero bueno, es lo que había.

En estos meses hemos estado charlando intermitentemente por el whatsapp. Lo del chico, evidentemente no funcionó. Pero conmigo, tampoco. Según ella, tengo todo lo que "racionalmente" ella busca en un hombre ... bueno, cariñoso, adulto, sereno, educado, con conversación y cabeza,  ... pero no le pongo. No siente las "mariposas" en el estómago. Así que, no hay nada que hacer, por mucho que le digo que el amor y el cariño no es algo que venga con un flechazo, si no que se va obteniendo con el contacto, con el roce, con conocerse poco a poco. Al menos, eso es lo que a mi me ha funcionado hasta la fecha. Nunca en mi vida he sentido el famoso flechazo de Cupido.

En fin, algo he aprendido de esto. Que ya no estoy obsesionado con Guadiana, ya que voy empezando a ver a otra mujer como posible pareja, y que creo que la mayoría de la gente no sabe lo que quiere. Porque definitivamente, no creo en los flechazos. O vosotr@s si?!?


15 comentarios:

maría (y van...) dijo...

lamentablemente sí
adolezco de una herida de arco desde hace 2 años
y no hay manera de q cicatrice

para mi q no sólo era flecha,
sino q era empozoñada

Kaoki dijo...

Depende de lo que se entienda por flechazo.

Yo desde el primer segundo de contacto supe que quería más de él, aunque no fuera en un plano sexual, eso llegó más adelante, y lo redondeó todo.

Para mi el flechazo es cuando sientes desde el primer momento que quieres más...

Muxu bat

belkis dijo...

A mí me maravilla que lo sigas intentando...sigue así, Toro. Me emocionan mucho las personas con esperanzas.

A mí me cuesta un poco de creer en los flechazos, y cada vez me cuesta más creer incluso en el amor.
Pero creo que haberlos, haylos.
Yo no sé si es flechazo, o rechazo en caso contrario; pero cuando conoces a alguien, cuando intimas un pelín, sueles saber enseguida que quieres más, como dice kaoki, o que no, que no hay química.
Evidentemente, el cariño, el roce pueden influir muchísimo...pero ese algo que llaman flechazo, se nota o no se nota casi desde el primer instante.

Anusky66 dijo...

lo define muy bien Kaoki el flechazo es saber que quieres algo mas ,... desde el primer momento.
Las mariposas en el estomago pueden aparecer algo mas tarde ,cuando ya conoces mas a la persona o tal vez al poco rato de conocerlo ,cada caso es diferente ,pero sino hay ese primer sentimiento ,es difícil que lleguen a aparecer o al menos es lo que a mi me pasa
ya sabes que yo soy un desastre sentimental patentado por lo que no te fíes demasiado de lo que digo jajajaja
animo y no dejes de intentarlo , alguna vez saldrá bien , tal vez por error pero saldrá bien ( eso me digo yo cada nuevo intento )
Unbesazo

toro solitario dijo...

Pues yo no "se" que es ella a los 5 segundos de haberla visto. Será que esa es una cualidad femenina. Y que por tanto, nosotros no elegimos, si no solo vosotras ... no, no me mola esa visión de la vida. Para nada. Jajajaja

Maria, siento que lo estés pasando tan mal. Paciencia y tiempo al tiempo, es la única medicina que conozco.

Besos a todas.

Kaoki dijo...

Quizás no es que tu no sabes "que es ella"... quizás es que todavía no has visto a "ella" como para llegar a saber que lo es.

Ahí queda...

Kaoki dijo...

Vale... picajosa y puntillosa, aparte de tocapelotas, cotilla y pepito grillo.

toro solitario dijo...

Kaoki!!! no te pases, que nos conocemos!!! jajajaja

Valeeeee!!! esperaré hasta los 89 para conocerlaaaaa!!!!! jajajaja

besos

Kaoki dijo...

O no...

Princesa dijo...

Estoy con las chicas, desde el minuto uno lo sabes, no es amor desde luego, el amor si que necesita de tiempo y conocimiento, pero se nota algo distinto en la primera vez.
De todas maneras pensarlo, de no ser así, de no sentir algo mas especial en unas citas o en otras, todas serian iguales no?
Por lo que sea hay gente que te llega nada mas conocerla y otros no te dan ni frio ni calor.

Princesa dijo...

Y por cierto Toro, no me jodas! me vas a decir que en todas las citas que has tenido has sentido lo mismo?
En ninguna has pensado...uy uy uy peligro??

Pues entonces estoy con Kaoki, aún no has tenido la cita con "ella".

Anónimo dijo...

El flechazo es pura atracción física nada más. El problema que tiene la mujer es que desde el romanticismo se nos ha grabado a fuego en nuestro subconsciente que el verdadero amor no se puede dar fuera de ese sentimiento de flechazo. Y de ahí las contradicciones entre lo que queremos en el hombre para que sea nuestra pareja y las cualidades que verdaderamente tienen esos hombres por los que sentimos esa atracción por la que queremos más de ellos. Aquella famosa frase de los noventa de por qué lo llamas amor cuando lo que quieres decir es sexo. Pues eso, precisamente eso es un flechazo.

A mi me da envidia de esa capacidad de poder establecer una relación con alguien con el que puedes compartir la vida entera sin fijarte si sientes o no sientes las mariposas que hierven en la boca del estómago.

Amaranta.

Rita dijo...

Ohhh, tu blog es mi gran descubrimiento del día. No sé cómo he llegado aquí pero sólo con leer esta entrada ya he decidido quedarme por aquí. ¡He vivido tantas veces esa historia que cuentas! ¡¡¡Y jamás pensé que los hombres pudierais sufrirla de la misma manera!!! Será que suelo relacionarme con robots.
Lo dicho, voy a leerte! ;-)

Rita dijo...

Ah, y por cierto, yo sí creo en los flechazos, pero también creo que el amor puede surgir sin ellos, y soy de las que piensa que son más interesantes esos guisos que se hacen a fuego lento que el fast-food, por muy delicatessen que sea.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.