martes, 30 de agosto de 2011

Regreso

... de las vacaciones, de tomarte las cosas con tranquilidad, de disfrutar de tus familiares y amigos, de los mojitos, mirar las estrellas oyendo el batir de las olas contra la playa, de echar de menos a quién yo creía que se había ido ...

La chica del anterior post había dado la espantada ... dejó de mandarme mensajes, se mostraba fria y distante al teléfono, no quiso verme un día que iba por motivos de trabajo a mi ciudad ... vamos, una espantá en toda regla. Me costó mucho dejar de pensar en ella, todas las noches me venía a la cabeza los imágenes y los sentimientos vividos ... se me hizo muy duro.

Pero, cuando ya lo tenía superado e iba consiguiendo no tener más "mono", va y me llama ... como si no pasara nada. Que me ha echado de menos, me come con la mirada, con besos, me busca ... y volveremos a vernos, porque realmente me ha enganchado ... pero miedo me da el que esto sea una constante ducha de agua fria/agua caliente ... no hay corazón que lo aguante.

Estoy perdido ...

3 comentarios:

Xana dijo...

que cosas eh?, hace poco lei esa conducta cmo una estrategia para la seduccion, la de ... ahora si , ahora no... lo hacen hombres y mujeres, y a mi personalmente me parece infantil y peliculera, otra cosa es , que se haya asustado o que durante ese lapsus haya arreglado asuntos pendientes,
cuidadin!! de todas formas
un beso

toro solitario dijo...

Saberlo no lo se .. mi impresión, x lo hablado en largas conversaciones, es que al ser reciente su divorcio, todavía tiene "pánico" a engancharse ... y reconoce que el corazón le dicta una cosa y la cabeza otra ...

belkis dijo...

Como te he estoy leyendo de un tirón (haré una parada para desayunar que estoy hambrienta jajaja), recuerdo hace unas entradas en las que tú pedías paciencia (creo que a Xana) cuando alguien se enganchaba de un corazón roto, herido o solitario. Si te gusta la chica....un pelín de paciencia, pero eso sí: preservativo en el corazón, para protegerlo un poco. Abrazo.